Cárcel de árboles de Rodrigo Rey Rosa: la literatura como esperanza